Receta de arroz chino con pollo y salsa de soja

Receta de arroz chino con pollo y salsa de soja





El arroz chino con pollo y salsa de soja es un plato delicioso y fácil de preparar. Esta receta es ideal para aquellos que siguen una dieta vegetariana o vegana, ya que no contiene carne ni productos de origen animal. Además, el arroz y la salsa de soja son ingredientes muy comunes en la cocina asiática, por lo que podrás disfrutar de un auténtico sabor oriental en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes que usaremos:

  • 2 tazas de arroz blanco
  • 1 taza de zanahorias picadas en cubitos
  • 1 taza de guisantes
  • 1 taza de pimientos rojos picados
  • 1 taza de champiñones laminados
  • 1 taza de brotes de soja
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso de la Receta de arroz chino con pollo y salsa de soja:

  1. En una olla grande, cocina el arroz siguiendo las instrucciones del paquete. Una vez cocido, retira del fuego y reserva.
  2. En un wok o sartén grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio-alto. Agrega el ajo picado y saltea hasta que esté dorado.
  3. Añade las zanahorias, guisantes, pimientos rojos, champiñones y brotes de soja al wok. Cocina durante unos minutos hasta que las verduras estén tiernas pero aún crujientes.
  4. Incorpora el arroz cocido al wok y mezcla bien con las verduras.
  5. Agrega la salsa de soja y sazona con sal y pimienta al gusto. Remueve todo el conjunto hasta que los ingredientes estén bien integrados y el arroz se impregne de la salsa.
  6. Sirve caliente y disfruta de este delicioso arroz chino con pollo y salsa de soja vegetariano o vegano.

¡Esta receta de arroz chino con pollo y salsa de soja vegetariano o vegano es perfecta para una comida rápida y sabrosa! Puedes adaptarla según tus preferencias añadiendo más verduras o incluso tofu para obtener una versión aún más proteica. Recuerda que la clave para obtener un buen sabor es utilizar ingredientes frescos y de calidad. ¡Buen provecho!


Deja un comentario