Receta de croquetas de berenjena sin bechamel

Receta de croquetas de berenjena sin bechamel
','

' ); } ?>





Las croquetas son uno de los platos más populares en la cocina, pero muchas veces contienen ingredientes de origen animal. Si eres vegetariano o vegano, no tienes por qué renunciar a disfrutar de estas deliciosas bolitas crujientes. En esta receta te mostraremos cómo preparar unas croquetas de berenjena sin utilizar bechamel, utilizando ingredientes 100% vegetales.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 berenjenas grandes
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 taza de pan rallado
  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 1/2 taza de leche de almendras
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • Aceite vegetal para freír

Paso a paso de la Receta de croquetas de berenjena sin bechamel

Paso 1: Comenzamos por cortar las berenjenas en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor. Luego, las colocamos en un colador y espolvoreamos sal por encima. Dejamos reposar durante 30 minutos para que suelten el líquido amargo. Pasado ese tiempo, enjuagamos bien las berenjenas y las secamos con papel absorbente.

Paso 2: Picamos finamente la cebolla y los dientes de ajo. En una sartén grande, calentamos el aceite de oliva a fuego medio y añadimos la cebolla y el ajo. Cocinamos hasta que estén dorados.

Paso 3: Agregamos las rodajas de berenjena a la sartén y las cocinamos hasta que estén tiernas y ligeramente doradas. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Paso 4: En un recipiente aparte, mezclamos el pan rallado, la harina de trigo, la leche de almendras, la sal, la pimienta negra y el comino en polvo. Añadimos la berenjena cocida y mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.

Paso 5: Formamos pequeñas bolitas con la masa y las aplastamos ligeramente para darle forma de croqueta. Calentamos abundante aceite vegetal en una sartén y freímos las croquetas hasta que estén doradas por ambos lados. Las vamos retirando y las colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Paso 6: ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de estas deliciosas croquetas de berenjena sin bechamel. Puedes servirlas como aperitivo, acompañarlas con una ensalada o incluso hacer un bocadillo con ellas. ¡Bon appétit!


Deja un comentario